“Cuando estás rodeado de personas que comparten un compromiso apasionado con un propósito común, todo es posible” (Howard Schultz founder de Starbucks)

¿Qué es exactamente el compromiso laboral?

Según el estudio de Aon Hewitt del 2016, el compromiso de las personas se manifiesta a través de tres componentes: el hablar favorablemente de la organización, la intención de permanecer y la de contribuir dando el mejor esfuerzo. Como dijo Jean Paul Sartre “el compromiso no es una palabra, es un acto”.

El compromiso es la identificación que tiene el ejecutivo de verse, sentirse y habitarse en la organización. Claramente podemos diferenciar cuando existe un ejecutivo comprometido, y cuando no lo esta.

Veamos qué está pasando en el mundo sobre el compromiso. El domingo 7 de agosto en La Nación, un artículo de Fernado Trolio nos decía:

“Alrededor del mundo, el compromiso de los empleados, indicador crítico de negocio, se está incrementando, según el Estudio Global de Compromiso Aon Hewitt 2016, que representa los puntos de vista de más de 9 millones de empleados en más de 1.000 empresas en 164 países. A pesar de la difícil situación e incertidumbre económica en algunas regiones, y de los complejos desafíos de negocio que afrontan los países, el Índice Global de Compromiso de los Empleados se incrementó en tres puntos, de 62% a 65% en el último año” (http://www.lanacion.com.ar/1925414-comprometerse-con-el-trabajo-una-actitud-que-crece)

En la Argentina, el nivel de compromiso de los empleados resultó ser 56%, dos puntos porcentuales superiores al año anterior, siendo el valor más bajo de la región. Crecimos, pero nos ubicamos lejos del porcentual regional y global.

“Localmente, el impulsor con mayor impacto en el nivel de compromiso fue remuneración y reconocimiento, seguido por oportunidades de carrera” (F Trolio, La Nación)

¿Qué está pasando en la región con el compromiso laboral?

“En América Latina, con un 72% continua teniendo el índice de compromiso más alto a nivel global,(F. Trolio, La Nación).

El desafío que enfrentan las compañías es seguir apalancando el crecimiento y sostenerlo en el tiempo.

En Argentina, aún estamos a una distancia considerable con las de mejores resultados en la región como Venezuela, Colombia, Chile, México y Brasil.

¿Cómo mejoramos el compromiso de los empleados? ¿Es suficiente el incremento salarial, el reconocimiento y las oportunidades de desarrollo profesional?

Cuando las variables son complejas por factores endógenos y exógenos, como la remuneración y el desarrollo profesional, es necesario plantearlo como una prospectiva estratégica y hacer un plan de mejora.

El reconocimiento es un necesidad emocional que sólo depende de un liderazgo magnánimo y sustentado en valores . Es de una buena práctica profesional y de bajo coste para la organización. A pesar de ello, no es lo más habitual en algunas organizaciones. Son los modelos mentales limitantes que generan una miopía en los líderes y les impiden poner en práctica esta política.

El marco referencial es la cultura organizacional que vehiculiza los modelos efectivos; logrando de este modo alto impacto en los ingresos de las compañías.

A modo de conclusión, el compromiso no esta en crisis según la investigación de Aon Hewitt. El compromiso está creciendo a nivel global. En la Argentina mejorando las capacidades del los líderes podemos llevarlos a los rangos de los países de la región.

Fuente del artículo: http://victorraiban.com/el-compromiso-laboral-esta-en-crisis/